Consecuencias de un cambio en el PGC

La Directiva 2013/34/UE, de 26 de junio de 2013 obliga a cambiar otra vez el PGC el cual está siendo vigente desde el 2007. Sin embargo anteriormente ya hubo otros PGC como son los del 1990 y del 1973, los cuales independientemente del contenido posee unas consecuencias en el día a día de la contabilidad que se van a tratar a continuación.

  1. El principal obviamente, es el reciclaje profesional en donde aparece nuevos conceptos o normas. Un claro ejemplo fue con el PGC 2007 la aparición del EFE y del ECPN o la actual contabilización de los gastos de constitución o del leasing, además de la dualidad de PGC con Pymes y Grandes Empresas. Supone por tanto acudir a cursos, blogs de expertos contables o noticias de índole profesional.
  2. Actualización del software contable: Tras saber cómo se tiene que hacer las cosas, la siguiente preocupación es que se disponga de un programa informático o que disponga de una actualización extraordinaria, a la vez de probar si está todo en orden.
  3. Convivencia entre PGC: Seguramente aún en nuevo ejercicio se puede tener cosas por contabilizar del ejercicio anterior el cual es el último ejercicio con un PGC anterior, por lo que el primer año de aplicación de un nuevo PGC supone estar conviviendo con el antiguo y el nuevo.
  4. Legalización de libros y Depósito de Cuentas: Además que pueda haber nuevas estructuras de CCAA, el modelo de memoria sea uno de los documentos que cambie por lo que requiere un tiempo de adaptación con respecto a la estructura de memoria del PGC anterior. Un claro ejemplo fue la desaparición del Cuadro de Financiación del PGC 1990 o la aparición de la Información sobre los aplazamientos de pago efectuados a proveedores (por DA 3ª <> de la Ley 15/2010, de 5 de julio).
  5. Impuesto sobre Sociedades: Un cambio de PGC supone un cambio de criterio de normas de valoración y por tanto afecta a la base imponible del Impuesto puesto se acude a la contabilidad de la sociedad. Por tanto podría perjudicar o beneficiar en función de las operaciones registradas.
  6. Análisis contable: Para los amantes de los ratios o indicadores a partir de las CCAA, requiere también un esfuerzo para matizar a la hora de hacer informes, ya que seguramente los ratios a estudiar pueden tener un resultado distinto con las normas del PGC anterior.
  7. Auditoria: Además del primer punto anterior, puede darse que se requiera de nuevos procedimientos de trabajo en función del área afectada que haya sido objeto de cambio del PGC nuevo con respecto al anterior.
  8. Hoja de Cálculo: En el trabajo contable se suele trabajar con hojas de cálculo con información o esquema ya hechos. A la hora de trabajar con un nuevo PGC, hay que tener en cuenta los cambios con respecto al anterior PGC.

Como todo cambio, supone dedicar un tiempo, esfuerzo y tal vez hasta dinero la adopción de un nuevo PGC.

Reciban un saludo,
Antonio José Ruiz.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s