Presentación de los modelos impositivos

La preparación para la presentación de los modelos impositivos o autoliquidaciones constituye una faceta importante para la labor contable o de asesoramiento fiscal de un determinado contribuyente. A continuación se van mostrar aspectos claves para la presentación de los impuestos.

Punto 1: Llevar la contabilidad al día o tener los datos disponibles.
Como se expuso en “Ejemplo de consecuencias no llevar la contabilidad al día” permite minimizar posibles errores que podrían producirse e incluso evitar presentar complementarias o sustitutivas de forma innecesaria porque falte por ejemplo datos que permitan deducir más o pagar más.
Por otra parte hay modelos de carácter informativo en donde hay datos no disponibles en contabilidad y requiere tenerlos a mano, de ahí que se exponga “o tener los datos disponibles”.
Por último es recomendable establecer pautas para que se cumpla como ocurre en el comentario “¿Cómo llevar la contabilidad al día?”.

Punto 2: Conocer los modelos a presentar.
En otro comentario se trató este asunto (ver “Conocer modelos tributarios”) en donde se requiere adquirir un tiempo de asimilación para su cumplimentación y tomar en cuenta posibles excepcionalidades que podrían darse. Por ejemplo, podemos encontrarnos con supuestos de Inversión del Sujeto pasivo (ver “Caso de los traperos como ejemplo Inversión del Sujeto Pasivo de IVA”) en donde hay casilla para tratar este caso.
Por otra parte y aprovechando la elaboración de este post, faltó comentar en ese comentario anterior de “Conocer modelos tributarios” que tener las instrucciones del modelo a mano (o sabiendo donde se encuentra en la web correspondiente) facilita la labor para cualquier consulta que pudiera darse.

Punto 3: Obligaciones formales del contribuyente.
Se requiere saber que obligaciones formales tiene el contribuyente y tener anotado su presentación de los distintos modelos que son de obligada presentación, así como su periodo de presentación voluntario.
Para ello es necesario:
– en caso de duda tener, un registro de altas censales para los modelos periódicos (IVA, retenciones, IS, IRPF, …)
– tener claro que si cumplen requisitos para ciertos modelos que aunque no es necesario su alta censal, en donde encontramos los modelos 308 y 309 o impuestos cedidos como TPO-AJD
– saber también cuando se produce el pago de determinados impuestos que se presentan vía liquidación y tener previsto el importe a pagar, en donde encontramos el caso del IBI
– y unido estos tres puntos, llevar una planificación de sus presentaciones y periodos de presentación, información que puede ser proporcionada para los impuestos estatales es útil tener a mano el calendario del contribuyente, para los cedidos a municipios las respectivas ordenanzas municipales o en los impuestos cedidos a las CCAA o los impuestos propios acudir a su normativa.

Punto 4: Coordinación de datos para varios modelos vinculados.
Relacionado con el punto 2 anterior, hay que establecer la vinculación que puede tener un modelo con otros.
Por ejemplo, se encuentra los siguientes ejemplos:
– modelos trimestrales/mensuales en donde hay un modelo de resumen anual donde se detallan los perceptores cuyos importes presentados deben coincidir con el total anual.
– el caso de los modelos de IVA: el 303 con el 349 donde el primero se tiene que informar de los importes las adquisiciones y entregas intracomunitarias; los importes totales del 340 deben coincidir con los del 303; o los importes totales del 347 no pueden superar los presentados en el 390.
En este punto, para confeccionar el impuesto, toman importancia como se van a tratar los datos contables en su caso (en el comentario “Arquitectura de datos contable” se dan unas ideas de cómo se podría llevar a cabo) pero sea o no un modelo que requiera este tipo de datos, también debería estar definido el procedimiento para su preparación (Ver “Importancia de unos procedimientos definidos”).

Punto 5: Gestión documental.
Encontramos dos vertientes:
– la del propio impuesto: en cada impuesto presentado debe estar acompañada de la documentación que sustentan los datos presentados, de tal forma que si llega un requerimiento poder consultarlo más detalladamente lo que lo motiva y/o en su caso presentar complementaria o sustitutiva o escrito de rectificación del mismo.
– la de su archivo: conviene tener localizados en un sitio en concreto todos los impuestos presentados en un determinado ejercicio por los motivos del guion anterior.

Punto 6: Comunicación.
Previamente a la presentación del impuesto, debe ser comunicado el importe a pagar a la persona encargada de la tesorería o al cliente-contribuyente del despacho, para impedir que la cuenta tenga saldo negativo si se presenta, por lo que de esta forma se pueda dotar de fondos la misma u optar por presentar un aplazamiento y/o fraccionamiento del mismo (si se puede). Por otra parte, una vez presentado se tiene que comunicar también su presentación puesto que por el paso del tiempo, se acostumbre a su existencia.

Reciban un saludo
Antonio José Ruiz

Anuncios

Un comentario sobre “Presentación de los modelos impositivos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s