Una tasa y un canon ¿Es lo mismo?

Con la Ley 21/2014, entra en vigor el conocido como “Tasa Google” o “canon AEDE” modifica en su artículo 1 el TR de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1996, para su entrada en vigor en 2015.
Independientemente de la polémica generada por esta ley por lo que respeta a la generación de contenidos y su divulgación en la red, el que unos llamen “tasa” y otros “canon” puede parecer que es una figura tributaria pero a continuación se va a mostrar que no lo son.

Las tasas se regulan por la Ley 8/1989 de Tasas y Precios Públicos y en el artículo 2 de la Ley General Tributaria establece que es un tipo de tributo, junto las tributaciones especiales y los impuestos.
En el artículo 6 de ésta se define que las “Tasas son los tributos cuyo hecho imponible consiste en la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público, la prestación de servicios o la realización de actividades en régimen de derecho público que se refieran, afecten o beneficien de modo particular al obligado tributario, cuando los servicios o actividades no sean de solicitud o recepción voluntaria para los obligados tributarios o no se presten o realicen por el sector privado”.
Por otra parte el artículo 13 dice podrán establecerse tasas por la prestación de servicios o realización de actividades en régimen de Derecho público consistentes en:
a) La tramitación o expedición de licencias, visados, matrículas o autorizaciones administrativas.
b) La expedición de certificados o documentos a instancia de parte.
c) Legalización y sellado de libros.
d) Actuaciones técnicas y facultativas de vigilancia, dirección, inspección, investigación, estudios, informes, asesoramiento, comprobación, reconocimiento o prospección.
e) Examen de proyectos, verificaciones, con traslaciones, ensayos u homologaciones.
f) Valoraciones y tasaciones.
g) Inscripciones y anotaciones en Registros oficiales y públicos.
h) Servicios académicos y complementarios.
i) Servicios portuarios y aeroportuarios.
j) Servicios sanitarios.
k) Actividades o servicios relacionados con los controles aduaneros.
l) La participación como aspirantes en oposiciones, concursos o pruebas selectivas de acceso a la Administración Pública, así como en pruebas de aptitud que organice la Administración como requisito previo para el ejercicio de profesiones reguladas de la Unión Europea.
m) Por el ejercicio de la potestad jurisdiccional en los órdenes civil, contencioso-administrativo y social.

Además esta Ley 8/1989 define en su artículo 24 que un precio público son las “contraprestaciones pecuniarias que se satisfagan por la prestación de servicios o la realización de actividades efectuadas en  régimen de Derecho público cuando, prestándose también tales servicios o actividades por el sector privado, sean de solicitud voluntaria por parte de los administrados”. En este caso encontramos el ejemplo de una zona azul.

Sobre el concepto de canon, el Real Decreto Legislativo 5/2004, por el que se aprueba el TR de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, en su artículo 13.1.f), las considera  como rendimientos de capital mobiliario (ver también artículo 25.4 de la Ley de IRPF) satisfechos por personas o entidades residentes en territorio español o por establecimientos permanentes situados en éste, o que se utilicen en territorio español, teniendo esta consideración las cantidades de cualquier clase pagadas por el uso, o la concesión de uso de:
– Derechos sobre obras literarias, artísticas o científicas, incluidas las películas cinematográficas.
– Patentes, marcas de fábrica o de comercio, dibujos o modelos, planos, fórmulas o procedimientos secretos.
– Derechos sobre programas informáticos.
– Informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas.
– Derechos personales susceptibles de cesión, tales como los derechos de imagen.
– Equipos industriales, comerciales o científicos.
– Cualquier derecho similar a los anteriores.
En particular, tienen esa consideración las cantidades pagadas por el uso o la concesión de uso de los derechos amparados por el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1996, la Ley 11/1986 de Patentes, y la Ley 17/2001, de Marcas.
Por otra parte, según el modelo de convenio de la OCDE en su artículo 12 también las define pero bajo la denominación de regalía.
Además hay que comentar que los cánones son figuras no tributarias, junto las exacciones parafiscales y los precios públicos.

Sobre si la Tasa Google o el Canon AEDE es una tasa o un canon, en la DA 3ª en su punto uno establece que “La tasa por la determinación de tarifas para la explotación de derechos de gestión colectiva obligatoria y para los derechos de gestión colectiva voluntaria que, respecto de la misma categoría de titulares concurran con un derecho de remuneración sobre la misma obra o prestación, se regirá por la presente ley y por las demás fuentes normativas establecidas por la Ley 8/1989, de 13 de abril, de Tasas y Precios Públicos”.
Por tanto, se presume que es una tasa y no un canon.

Reciban un saludo
Antonio José Ruiz

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s