El futuro del asesoramiento fiscal y contable

A continuación voy a exponer una serie de comentarios en relación a esta área de actividad sobre asuntos que considero que puedan traer transcendencia.

Como sabemos estamos sufriendo mucho los profesionales de esta área con la crisis, bien los despachos por la desaparición de clientes o la morosidad de estas bien los empleados porque son afectados por despidos como consecuencia de lo anterior. Cabe esperar tiempos mejores pero estos no llegan y como decía Keynes “a largo plazo todos estamos muertos”, lo que ocasiona que una serie de ajustes traducido en nuevos servicios o en bajadas de honorarios para poder captar clientes. A esto se une la elevada competencia existente a la que se le une nuevos despachos, que provienen del espíritu emprendedor bien de exempleados que consideran que es el momento de poner en marcha sus conocimientos, o bien otros profesionales de largo recorrido en grandes empresas que desean acudir a este mercado como complemento. En este sentido hay muchos interrogantes sobre hacia a que modelo productivo vamos y que papel tendrá el asesoramiento fiscal y contable, pero sin duda el asesoramiento fiscal y contable debe estar presente ante nuevos sectores que puedan surgir (en el post “Emprender tributando” hablo ello).

Por otra parte, encontramos que la tecnología también está condicionando la forma de trabajar en donde cada vez se automatiza los procesos mediante procesos de escaneo y descarga de documentación, aplicaciones homologadas (pocas por el momento) e incluso recientemente se está comentando que la misma AEAT exigirá que la información llegue en tiempo real para determinados supuestos para 2017. Leyendo esto hace previsible que se prescinda de mucho tiempo dedicado a la contabilidad como actividad de registro, pero no implica que se tenga que dedicar tiempo para configurarlo y por tanto prima los procedimientos de trabajo (en posts como “Arquitectura de datos contable” o “Importancia de unos procedimientos definidos” o “¿Cómo llevar la contabilidad al día?” hago unos comentarios que van en esa dirección) los cuales permiten que se hagan con bastante probabilidad bien el trabajo (pero no olvidemos que los errores también son buenos para enriquecimiento profesional).

Cambios en la normativa fiscal condiciona los servicios fiscales, debido a exigencias coyunturales, tecnológicas o políticas. Por ejemplo, encontramos que en IVA aparecen los “One-Stop Shops” puesto que supone una adaptación a las nuevas tecnologías y a pesar que se ha dicho antes que hay bastantes interrogantes con respecto al modelo productivo, cada vez se espera que haya más servicios vinculados a ellas o las utilizan. También cabe la posibilidad que se creen nuevas figuras tributarias bien por construir una unidad fiscal o tributaria a nivel europeo o porque la organización territorial de España pueda sufrir cambios tanto si se desarrolla la fiscalidad autonómica propia o se opta por un modelo federal.

Por otra parte, y viendo medidas en los proyectos de reforma tributaria se pretende por ejemplo que las sociedades civiles pasen a tributar por sociedades, se reducen las magnitudes excluyentes para acogerse a estimación directa o se prevé que un emprendedor que constituya su sociedad no podrá percibir una nómina sino que tiene que darse de alta de autónomos para que estos rendimientos vayan por actividades económicas y por tanto tendrá que emitir factura a su mercantil y además llevar un libro de ingresos y gastos. Todas estas medidas conducen a un aumento de obligaciones formales de registro de datos, por lo que en caso de que estas medidas se aprueben, pueden tener un aumento de demanda de asesoramiento fiscal y contable.

Por último, y aunque no es un asunto propiamente fiscal y contable, se establece las nuevas obligaciones en materia de prevención de blanqueo de capitales, desarrolladas en la Ley 10/2010, en el reglamento del RD 304/2014 y recomendaciones del SEPLAC de 2013. En el artículo 2 de la Ley 10/2010 establece que contables y asesores son sujetos obligatorios y en función de unos parámetros hay una graduación de obligaciones. Por tanto es un nuevo punto a tener en cuenta puesto que también afecta a los procedimientos de trabajo y de trato con los clientes.

Resumiendo los puntos anteriores, se pueden describir las siguientes claves:

  • Elevada competencia entre despachos, sean personas físicas o jurídicas
  • Mas implicado a diversos sectores emergentes emprendedores
  • Menos perfil tramitador y más configurador y chequeador, en donde se automatiza la contabilidad pero estando vigilada en todo momento
  • Mas obligaciones formales fiscales que harán acoger más contribuyentes a llevar contabilidad
  • Posibles nuevas figuras tributarias bien por tecnología o por asuntos territoriales autonómicos y comunitarios
  • Nuevas obligaciones por la prevención de blanqueo de capitales

Reciban un saludo

Antonio José Ruiz

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s